Pre-trabaja en publicidad

Si te piden que crees un concepto para una escuela de publicidad con un método de enseñanza 100% realista, en la que no hay teoría sino briefings, dseordne, café, paracetamol, referencias, libros, algún muñeco de La guerra de las galaxias y problemas de comunicación, como en cualquier agencia, ¿por dónde tiras? 

Por la verdad. Pre-trabaja en publicidad es un posicionamiento directo, honesto y goloso, incluye la palabra trabajo. Es una promesa realista que invita a los que se quieren dedicar a esto a aprender a dedicarse a esto dedicándose a esto. Un oficio fascinante. Y tan difícil de transmitir en sólo tres palabras que creamos este manifiesto -por supuesto realista- para lanzar el concepto y la escuela.

 

“Pre-olvídate de la teoría, pre-olvídate de tus amigos,
y de los platos de croquetas de tu madre.
Pre-despídete, por unos meses, de tu actual y relajada vida.
Si tienes pareja: peligra.
Pre-empiezas a trabajar en publicidad.

Pre-siéntate en la silla de un creativo, un cuentas, un producer;
online u offline.
Pre-recibe briefs, pre-ponte a inventar.
Pre-ajústate el respaldo y la paciencia.
Pre-inténtalo. Pre-equivócate.
Pre-frústrate y pre-inténtalo otra vez. Pre-inténtalo mejor.
Eres tú contra la inseguridad del principiante.
Pre-ilusiónate.

Pre-ten jefes.
Pre-ten miedo, pero sólo a los clichés.
Pre-ponte a pensar en ideas, insights, conceptos, estrategias,
o lo que te manden pensar.
Pre-intenta sorprender(te) siempre. Siempre.
Pre-rómpete los sesos si quieres crear buenas campañas.
Pre-rómpetelos, incluso cuando lo único que te apetezca sea volártelos.
Pre-llena papeleras. Cuanto más en serio te lo tomes más te reirás.
Te sorprenderás de lo que eres capaz.

Descubrirás que la cabezonería tiene recompensa.
Que el talento es (casi) lo de menos.
Que la genialidad, el respeto, y los premios, se ganan con la actitud;
que se aprende de los que tienen pelotillas en la experiencia,
que se empieza contando ideas, escuchando lo que falla,
y aceptando que las críticas enseñan más de lo que duelen.
Ya verás qué portfolio te  vas a pre-hacer.

Pre-trabaja antes de ponerte a trabajar.
Pre-empieza a ganarte un puesto.
Pre-empieza a ganarte un sueldo.
Pre-vive la mejor etapa de tu carrera.
Pre-enamórate de este oficio.

Será para toda la vida.
Y ya no habrá pres que valgan.”

Como la mayoría de la gente no lee (duele reconocerlo), decidimos convertirlo en pieza audiovisual que siempre entra mejor. Más si además los que cuentan lo que es pre-trabajar en publicidad son algunos de los grandes de esta profesión. 

Hortaleza 20, 2-izq
28013 – Madrid